Mudanzas Guirao

Vender un piso con hipoteca

Cómo vender un piso con hipoteca fácilmente

Contenidos del artículo

Con los años nuestras necesidades van cambiando y nos vemos en la obligación de mudarnos, es en ese momento cuando nos encontramos con el dilema de que tenemos que vender un piso con hipoteca. A la hora de vender nuestra actual vivienda nos surgen las dudas de si ponemos o no venderla para poder adquirir una nueva casa.

En Mudanzas Guirao, empresa de mudanzas en Murcia, queremos contarte todas las alternativas que tienes para vender un piso con hipoteca.

 

Cómo vender un piso con hipoteca

 

Lo normal es que todos estemos contentos con nuestra vivienda, ya que con los años la vamos poniendo a nuestro gusto y adaptándola a nuestras necesidades. Pero no siempre es así, puesto que algunas veces nuestras necesidades y gustos cambian y decidimos mudarnos a otra vivienda.

Vender un piso con hipoteca - MUDANZAS GUIRAO

El problema surge cuando nuestra actual vivienda tiene una hipoteca. En un principio vender un piso con hipoteca puede resultar complicado, pero no te asustes, ya que es algo muy normal.

Si tienes que vender un piso con hipoteca, es posible que te encuentre algo desorientad@ en cuanto a qué pasos debes de seguir. Por eso queremos darte varias opciones que te facilitarán todos los trámites.

 

Vender un piso con hipoteca cancelándola

 

Existen varias opciones para vender un piso con hipoteca y una de ellas es cancelándola antes de venderlo. Esta cancelación estará supeditada al precio que tenga el inmueble a la hora de su venta y al importe que reste por abonar.

Si el precio de la vivienda supera la deuda pendiente, no vas a tener ningún problema con tu banco. La entidad deberá emitirte un certificado de deuda que luego tendrás que presentar ante el Notario el día de la transacción. También tendrás que rellenar el formulario de Actos Jurídicos Bancarios.

Cuando el comprador te dé el cheque bancario correspondiente al pago de tu antigua vivienda, tendrás que abonar la deuda pendiente al banco. Igualmente, deberás pagar la comisión de cancelación.

En el momento que firmes la venta ante el notario público se efectuará la cancelación de la hipoteca.

Si el precio en el que has vendido tu antigua casa supera la deuda que tienes con el banco, podrás cancelarla en ese mismo momento. Pero, recuerda siempre que vas a necesitar la aprobación de tu banco para realizar todo este trámite.

Para que el comprador tenga la seguridad de que está adquiriendo un inmueble libre de cargas, todo esto deberá estar plasmado en el contrato de compraventa.

Una vez formalizado todo, el comprador de la vivienda deberá ir al Registro correspondiente para presentar la cancelación de la deuda.

Si, por el contrario, el importe de la venta no cubre la deuda con el banco, el importe que te queda por pagar constituye un nuevo préstamo que no es hipotecario. Sus condiciones tendrás que negociarlas con tu entidad bancaria.

 

Hipoteca puente

 

Normalmente, todos los bancos ofrecen hipotecas puente. Este tipo de hipoteca consiste en unificar dos hipotecas en una. Esto es una buena opción si has adquirido una nueva vivienda y no has vendido la antigua.

Al agrupar dos préstamos en uno, se reduce el cómputo total de cuotas y así pagarás menos que si tienen dos hipotecas.

La parte negativa de las hipotecas puente es que deberás afrontar una cuota mensual más elevada. Además, tendrás que acordar con el banco un plazo para vender tu antigua vivienda.

No obstante, recuerda que los bancos no suelen financiar el total del importe de la nueva vivienda. Debido a eso, deberás tener ahorros suficientes para pagar el importe de la entrada.

 

Riesgos de una hipoteca puente

 

Las hipotecas puente tienen mucho riesgo y por eso los bancos miran mucho que el cliente sea solvente. Además, también miran que no hayas tenido ningún impago anterior o que no te hayas retrasado en los pagos de la hipoteca. Si fuera así, tendrás pocas posibilidades de que te concedan este tipo de hipoteca.

Para ti también será arriesgado, ya que corres el riesgo de no vender tu antigua vivienda en el plazo acordado con el banco. Si te pasara esto, deberás pagar al banco la cantidad que te financió. Otro punto negativo es que este tipo de hipoteca tiene un interés superior a una hipoteca común.

Al vender un piso con hipoteca deberás formalizar también una hipoteca convencional para tu nueva vivienda.

En conclusión, podemos decir que las hipotecas puente son para personas que poseen elevados ingresos y tienen una estabilidad laboral.

 

Ventajas de la hipoteca puente

 

No todo son riesgos en una hipoteca puente, también te ofrece ventajas como estas:

  • El banco te permitirá alquilar tu antigua vivienda mientras intentas venderla. Con esta opción te será más fácil afrontar el pago de las cuotas de la hipoteca.
  • Con una hipoteca puente podrás mudarte a tu nueva vivienda rápidamente.
  • El plazo acordado con el banco para vender tu antigua vivienda suele ser suficiente para venderla, ya que puede ser de hasta 5 años. Este periodo de carencia deberá estar especificado en el contrato de la hipoteca.
  • Pagarás durante el periodo de carencia una cuota que se adapte a tu capacidad de pago.

Estas cuotas puedes ser:

  • Cuota con carencia de capital: de esta manera solamente pagarás intereses por el total del préstamo y no amortizarás capital. Su coste es menor que una cuota normal.
  • Cuota normal: pagarás intereses y capital del préstamo.

Cuota especial reducida: con ella tendrás una cuota inferior a la que pagarás cuando vendas tu actual vivienda. No obstante, la mayor parte del importe de lo que pagas irá destinado al pago de intereses.

 

Vender un piso con hipoteca mediante subrogación de la deuda

 

Si decides vender un piso con hipoteca mediante subrogación de la deuda, lo que harás será pasar la deuda que tiene el inmueble al comprador. En estos casos, la persona que compra el piso pasará a ser la que tiene la deuda con el banco.

MUDANZAS GUIRAO- Vender un piso con hipoteca

Como siempre, el banco será el que tenga la última palabra y decida si el futuro comprador del inmueble puede o no hacer frente a la deuda.

Normalmente, la subrogación de la deuda hipotecaria suele constituir solo una parte del pago del valor de la vivienda. Por eso, tendrás que acordar con el comprador la forma de pago del importe restante hasta completar el precio acordado.

Lo bueno de este sistema, es que los únicos gastos que tendrás son el estudio que hace la entidad bancaria del nuevo deudor y la tramitación y subrogación de la hipoteca. De esta manera, te ahorrarás el impuesto de Actos Jurídicos Documentados y la cancelación de la hipoteca.

Ahora que conoces varias opciones con las que poder vender un piso con hipoteca, ya no tienes excusas para dar el gran paso y cambiar de vivienda. Si decides hacerlo, recuerda que en Mudanzas Guirao estamos a tu disposición para realizarte la mudanza de una manera segura y cómoda para ti y los tuyos. ¡A qué esperas para mudarte!

Todos los artículos
Ir arriba

¡Ahórrate ahora un 10%
en todos nuestros servicios!

¡Recibe ahora nuestro descuento especial de bienvenida y ahórrate un 10% en todos nuestros servicios! 🙂 

¡Ahórrate ahora un 10%
en todos nuestros servicios!

¡Recibe ahora nuestro descuento especial de bienvenida y ahórrate un 10% en todos nuestros servicios! 🙂